10/12/14

Deslumbramiento de Amor (Poesía) WILLIAM GONZÁLES PÉREZ


El nuevo libro de William Gonzáles Pérez, Deslumbramiento de Amor, nos sumerge en la vorágine de la poesía erótica, en una aventura sin aspavientos, sin censura. William en todas las paginas nos va envolviendo con el amor, la sensualidad y el erotismo en el más alto nivel, cuidando de no ser vulgar y mas bien dándole el punto exacto de armonía entre las palabras y el acto de amor.

Algunos jóvenes poetas han tratado de crear poesía erótica y han caído en el absurdo, lo grotesco, lo obsceno y lo fantasioso; y esto se puede leer en cada verso de los que los intentaron, no llegando a convencer en sus textos. Esto no ocurre en "Deslumbramiento de amor" donde los poemas son breves, contundentes y sin atavismos; van directo al grano o al sexo o, como ustedes lo deseen interpretar.

La poesía erótica no es ninguna novedad, desde la antigüedad se han hecho alabanzas al sexo como ente creador de vida y placer, luego quedo marginada por absurdas leyes religiosas que tildaron de pecado el hacer tan solo mención de las partes intimas de las personas, siendo castigados con la muerte, hasta el día de hoy es tabú en algunos países referirse al sexo o tan sólo nombrarlo.

El erotismo nos viene acompañando desde inmemoriales tiempos y es en el antiguo Egipto donde podemos seguirle los pasos, gracias a los vestigios de textos encontrados en los famosos Papiros de Leide y el de Turín donde se especifica las posiciones sexuales y las diversas artes amatorias de la época. Pasando por Grecia donde los escritos serian hoy considerados de pornográficos, pero en esa época era normal adorar al sexo, las diosas de esos días eran muy populares entre los jóvenes, además habían templos donde se podían tener relaciones sexuales en honor a sus dioses. El sexo en Grecia formaba parte del arte de adorar al cuerpo.

William Gonzáles, nos devuelve un poco a esos tiempos, en sus versos se ven matices líricos de amor y erotismo, que hoy son parte de la vida de una juventud que esta despertando al sexo a una más temprana edad.

En el poema INSTANTE CONTACTO podemos hacer ese viaje si me acompañan por el tiempo y caer en un puerto de la antigua Grecia, donde las hetairas esperaban impacientes a sus amados marineros de ese día, para ofrecerles los mas exquisitos placeres de Grecia; leamos:

instante contacto de puertos desnudos
arrancadas al centro carnal
fuego, deseo, pasión
el compartir del mar

rozado delirio
fresca la espuma
y en tu cantar
historia profunda
provocamos rupturas sin igual.

Claro que cada uno puede viajar a donde el poema les quiera llevar, porque es de una musicalidad amoldable al deseo de uno.

Poetas como Safo, Cátulo, Lorca, Huidobro, Gonzalo Rojas, por nombrar algunos de los muchos que escribieron loas al Amor, el Deseo, el Eros y el Sexo, sintieron ese deseo por expresar sus más intimas y reveladoras experiencias con el amor.

En Deslumbramiento de Amor, podemos adentrarnos al yo interno del poeta, que desea liberarse de los deseos propios y darlos a conocer en una poesía muy suave, muy romántica y por supuesto muy erótica.


Joan Viva
-Noviembre, 2014-




RELÁMPAGOS DE AMOR

Emergen gotas de sudor
sobre tu cara, espalda y tus nalgas

amor, noche y dientes triturando caricias
apellidos al aire se funden
en la remota galaxia

la muerte se ríe
nos espera plácidamente llegar

relámpagos en tu vientre y mi piel
incesante gesto brota
sonriente de placer.



INSTANTE CONTACTO

El control se rompió
y agitamos las velas del amor

instante contacto de puertos desnudos
arrancadas al centro carnal
fuego, deseo, pasión
el compartir del mar

rozado delirio
fresca la espuma
y en tu cantar
historia profunda
provocamos rupturas sin igual.




LA FRAGANCIA DE LIRIO



Por tus contornos
sereno recorro noches
días no se cansan
mis besos tocan tu cuerpo

la fragancia de Lirio
amor de diosa
carne cedida al gozo
inquieta sábana
de movimientos rítmicos
levantando el polvo

las rosas nos cubren
de un color hermoso
a las cumbres llegaron mis manos
y de satisfacción plena quedamos.




PARAÍSO DE TU CUERPO CELESTIAL


Me encuentro en el paraíso
de tu cuerpo celestial
de blanca figura
y dulzura sin igual

mis labios bajan con discreción
al pecado, vicio y buen placer

sueños realizados
el gozo perfecto entre los dos

tocas mi piel
ves mi erección
pides placer
y yo te lo doy.




8/12/14

LA MÚSICA VIOLETA (poesía) / RAÚL JURADO PARRAGA


El escritor y docente universitario, Raúl Jurado Párraga después de varios años nos entrega un nuevo poemario titulado “La música violeta”. Poesía que toca la parte más íntima, sensual y erótica de la mujer.  El hombre está ahí para contar esos tal vez furtivos sueños o sólo son historias que nuestra mente nos sirve en aquella mesa sublime y fresca del amor. Podríamos hacer un estudio riguroso de este libro, pero qué más si el mismo lector con una lectura minuciosa, puede disfrutar del encanto,de lo más secreto de su poesía.  Raúl Jurado y sus versos atraparán hasta el más sensible o tenaz lector, al final jugará con sus sueños y sus actos carnales.  (W.G.P)



ABANICO

Como abanico
de rosa blanca
tu cuerpo prohibido
se me pega como filigrana
de agua
después de las oraciones
de una desnuda comunión
entre la suavidad de tu piel
y la aspereza de mis movimientos.



                                                               Raúl Jurado  /  William G.P

NACEN CRECEN Y SON FELICES (narrativa) / ANAXIMANDRO SÁNCHEZ



Apogeo editores nos presenta ahora “Nacen crecen y son felices” de Anaximandro Sánchez.  Al leer sus primeras páginas fácilmente descubrimos su irreverencia y  desenfreno en las líneas, que también disfrutamos en sus lecturas nocturnas en algún recital de Lima, pues ahora está aquí plasmado en este libro de cortas y agradables historias, como se describe arriba: ¿locas muy locas anécdotas?¿recuerdos? o sólo el punto de vista como quisiera que sea el mundo, su mundo. (W.G.P)









UFC Sci Fi

Luchó horas con el chaleco antibalas y un atril contra los violentos ataques de la iguana. La pelea terminó con un disparo certero en el rostro. Después de ganar la guardaron en una jaula y le pusieron lechuga fresca para que recuperara sus fuerza. Su próxima pelea sería por el cinturón de los huesos completos contra un loro armado con un calendario y una profesora de inglés.




AMORES TONTOS (narrativa) / JORGE URETA SANDOVAL


Apogeo Editorial presenta Amores Tontos del joven escritor Jorge Ureta, periodista, escritor, docente. Antes nos entregó el libro de poesía “La Fuerza Equivocada” (2012). En esta ocasión se lanza como narrador. Nueve cuentos de distintos puntos de vista que el lector podrá apreciar. Una primera historia bastante loco hasta irracional pero a su estilo “La historia de los niños impúdicos”, una conjunción de sueños entre la política, de quienes deberían tener el poder en este caso los niños (se trabaja a la inocencia), una revolución pasiva y una historia paralela de sensualidad-erotismo.“Dos crónicas de un solo autor”, el amor y el recuerdo siempre estarán entre nosotros, el olvido tal vez más doloroso o las palabras que no salieron en el momento oportuno…todo queda ahí.  Hay historias que tal vez sean conocidas para nosotros, porque algo de eso hemos encontrado en este duro camino del amor y la vida misma.  Jorge Ureta promete más libros, esperemos; luego juzgaremos si continuamos siendo tontos, “sólo por el hecho de amar”.  
(William Gonzales P)





(Carta encontrada de una NIÑA impúdica)


“Y empecé a jugar con los autos…y entendí que no sólo el mundo podía explotar


-Daniel Maguiña-”


Vacilante levantaste la mirada y te encontraste con un cielo limpio. Temeroso alzaste los brazos y te hallaste con un aire puro. Receloso soltaste algunas palabras y no recibiste los palazos acostumbrados. Caminaste once pasos, luego dos; recuperaste la autoestima. Llegaste a casa, la encontraste en polvo oscuro; no lloraste. Buscaste a tus amigos, tus familiares, tu amada, tus animales; encontraste a la mitad, no temblaste. Escuchaste encenderse una radio, una voz mezclada con llanto mencionaba tu nombre y de muchos más compatriotas. Entendiste por fin lo que sucedía. Volviste tu rostro a los que te acompañaban. Miraste dentro de tu corazón, te sentiste sin ningún peso. Viste un portal extraño, a través de este se veía al resto de tus compatriotas felices. La dictadura había concluido, tú habías caído, otros sobrevivieron, la democracia había vencido; tu espíritu reposó por fin en paz…como el mío.

21/10/14

Poesía: Yeni Cristina Vargas Laura


ANARQUIA

Pliegos domados en alborada;
pueblo arrastrado, aniquilado;
sentencia, yaraví enmarañado;
fecundan infantes muertos ¡nada...!
Agónica suplica, canta quena;
¡que se oiga el huayno doliente!
Y el grito del hombre valiente;
¡nada...! Ebria de sangre su pena.
Semblantes apagados, rajas andinas;
y canta quena, dulce melodía;
zapatearan hojas al soplo del día.
¡¿Leyes...?! Jaja puras pamplinas.

                                        Retama roja


Yeni Vargas Laura, 29 de noviembre 1989 de: Juliaca - Puno 

10/10/14

TERRITORIO AZUL - Jose Luis Ramos Flores

"Te cuento que estuve con Rimbaud el poeta
Cuando unos cuervos desgarraban mis huesos"

TERRITORIO AZUL

Isondú va cabalgando
los vientos de amazonas
en noche Guaranies
nos tomamos chicha de maíz.
¿Por qué el cabello de las bella Jeruti
cambian de azabache a verde?
catarata de Igazú
territorio de yerba mate.
Jeruti vestida de flores y orquídeas
su hermoso cuerpo de pintura
otorongo azul
un solo viento roba
el soneto de la piel de nutria
que susurra.
Aprendí de Isondú
a abstracción de la música jazz
Ahora Ané tus pelos se extienden como magnolias
¡ Aprendí a pronunciar otro silencio!
amigo Isondú ahora somos luciérnagas
en el territorio azul…

Docente José Luis Ramos Flores



La Madrileña (Cabeza de una mujer joven), óleo de Pablo Picasso (1881-1973, Spain)

7/9/14

Artista ancashino, Teófilo Villacorta Cahuide, expone en Colombia

Teófilo Villacorta Cahuide.


Chimbote en Línea.- “Metáforas del sueño” es el nombre de la exposición individual compuesta por un total de 20 obras que el artista ancashino Teófilo Villacorta Cahuide (Aija, 1966) montará en la Casa de la Cultura de la Municipalidad de Envigado, departamento de Antioquia, Colombia.

La inauguración de la muestra es este martes 16 de setiembre, a las 7.00 p.m., y se mantendrá abierta hasta el martes 30 del mismo mes.

El título de la exposición obedece a que la mitad de las obras fueron expuestas primero en una muestra del mismo nombre, el año pasado, en el Centro Cultural de la Municipalidad de Jesús María (Lima); mientras que la mitad restante, son pinturas inéditas.

Actividades complementarias


Además de esta importante exposición, el pintor brindará un testimonio sobre su pintura en la biblioteca “José Félix” de Envigado, el viernes 19; mientras que el martes 23 realizará un taller de pintura con jóvenes de la ciudad de Apartadó.

Opinión crítica

Acerca de la muestra, la pintora colombiana Dora Luz Delgado Pérez, ha escrito: “Con un estilofigurativo y una depurada técnica, las obras de la muestra ‘Metáforas del sueño’, del maestro Teófilo Villacorta Cahuide, exponen la calidad de su paleta y el amor por su patria y su cultura. Se asoman por su obra bellos tonos azules y verdes, matizados magistralmente con violetas y ocres. Ambientes claros y oscuros en un bello y armonioso juego de luz y color.

La muestra en pequeños y medianos formatos pretende atrapar al observador en un mundo mágico lleno de rostros y expresiones, juego de color y forma que apresa y descubre el sentir del artista y su percepción alegórica de la metáfora del sueño que puede intuirse a través del concepto de asociación de elementos llenos de atributos e insospechadas relaciones inéditas que multiplican el poder y el significado de sus obras’.

Trayectoria

Villacorta Cahuide estudió en la Escuela Nacional Superior Autónoma de Bellas Artes del Perú (Lima) y en la Escuela Superior de Formación Artística de Ancash (Huaraz).

Tiene varias exposiciones individuales en diversas partes del país, siendo las más recientes: “Imágenes y colores del mar” en la Casa Museo José Carlos Mariátegui (Lima, 2003); “Concierto de pinceles” en la Sala Konchucos de la Asociación Áncash (Huaraz, 2005); “Entre la magia y el sueño” en la Galería No Galería del CAFAE-SE (Lima, 2009) y “Metáforas del sueño” en el Centro Cultural de la Municipalidad de Jesús María (Lima, 2013).

Entre sus premios y distinciones obtenidos se cuentan: Diplomas de Honor por los primeros puestos en Pintura en la Escuela de Formación Artística de Áncash (1986-1989); Primer Premio Departamental “Raymillacta 86”; Reconocimiento del Gobierno Provincial de Huaraz (2004); Medalla por el Centenario de la Ciudad de Chimbote (2006) y Menciones Honrosas en Pintura del Premio de Educación “Horacio” (2009 y 2010). (Colaboración: Ricardo Ayllón)



3/9/14

FESTIVAL IBEROAMERICANO DE POESÍA - SETIEMBRE 2014

Cronograma de actividades programadas para el día

Viernes, 05 de septiembre de 2014
(Centro Cultural de España)

Dirección: Jr. Natalio Sánchez 181, Frente a la Plaza Washington.

Altura Cuadra 6 Av. Arequipa, Lima

Horas:
10:00 a 11:25 am

§ Taller de poesía dedicado a estudiantes de educación primaria y secundaria de los Centros Educativo de la Gran Lima y muestra poética de niños declamadores de la I.E. José Gabriel Condorcanqui.

Dirigen : Prof. Enrique Cruzado y el Poeta José Cruzado Gamboa

Participan : Alfredo Amado (Bolivia), Gerak Millalonko (Chile) y Alma D’Alessandro (Uruguay) y Samuel Cavero (Perú).

11:25 a 11:30 am
§ Cofee break o Descanso

11:30 a 11:45 am
§ Inauguración de Festival Iberoamericano de Poesía.

§ Palabras de saludo del Presidente de AEADO escritor Samuel Cavero Galimidi.

§ Palabras de saludo del escritor René Aguilera Fierro, Presidente de la Unión de Escritores y Artistas de Tarija, Bolivia.

§ Palabras de saludo de Gerak Millalonko, Chile, Presidente de la Corporación Internacional de los Pueblos y la Paz 

11:45 a 12:00 am

§ Participación musical del artista Pedro Crisanto León, imitador de Manuel Donayre, triunfador del programa Tv YO SOY KIDS.

12:00 a 13:00 pm

§ Primera ronda de poetas y declamadores inscritos al Festival Iberoamericano de Poesía.

- Rosa Javier
- Robert Moreno (Perú)
- Cristian Samir Ramírez (Perú)
- Patricia Camacho (Perú)
- Pedro Navarro Vásquez (Perú)
- Manuel Luque (Perú)
- Pedro Rojas Chacón (Perú)

13:00 a 14:00 pm
§ Segunda Ronda de poetas declamadores inscritos

- Cronwell Jara. (Perú)

- Elid Rafael Brindis (Mexico)

- William Gonzáles Pérez (Perú)

- Natalia Vargas (Perú)

- Willly Gomez (Perú)

- Cluber Jesús Aramburú (Perú)

14:00 a 14:30 pm

§ Participación del Elenco Artístico de Danzas Folklóricas Qallariy Wayra, dirigida por Miguel Burga.

§ Entrega de diplomas del Festival a los poetas participantes y delegaciones escolares acreditadas.

4/8/14

Poemas de "IGUAL QUE LA EXTENSIÓN DE TU CUERPO" de Leoncio Luque

Aquí publicamos algunos poemas del libro "IGUAL QUE LA EXTENSIÓN DE TU CUERPO" de leoncio Luque Ccota, poemario ganador del Premio COPE de Poesía.




Arco iris

I         Centro giratorio abolido por el tiempo
II        Parcela morada de mis ancestros
III       Sagrada e inerte que renace para nombrar los perfiles
IV       Del  alma aimara
V        Parcelas intocadas que colindan al principio del mundo andino
VI       El mundo es una hermandad de origen oculto
VII      Que construí con  Mariano y Benito, amigos de la misericordia.
VIII     A quienes conozco
IX       Desde hace mucho tiempo
X        Acariciando el viento, la paz de los astros que acaricia su rostro
XI       Nos conocimos jugando por estos cerros azules y verdosos
XII      A  no perdernos en la soledad de la lluvia perpetua
XIII     Que mojaba nuestras  vidas
XIV     Entre  eucaliptos y vizcachas agoreros
XV      Que luego han ido desapareciendo
XVI     Con relámpagos deslumbrantes que conformaban
XVII    Nuestra edad de viento inmaduro
XVIII   Y arco iris como bandera que nos saluda
XIX     Que nos vigilan antes de sucumbir en nuestra lengua
XX      Y  a quienes consideramos: Amigos
XXI     En resistir los males de cada día.


Jilatas y kullakas

I         Por la izquierda tendido
II        Espero mis pasos de soledad
III       Esos dominios de abismos
IV       De sentidos ajenos que reclamo
V        Entre travesías de caminos truncos
VI       Colindo con Mariano, aquel huraño amigo
VII      Huyendo de su muerte
VIII     Con el mismo aguafiestas de siempre
IX       A quien aguanté sus reclamos de indiferencia.
X        Zalamero y de apariencias clamores
XI       De ideas huecas
XII      Conforma mi amistad y generación.

XIII     Hermanos y hermanas
XIV     Este es  el lugar donde alguna vez
XV      Nos hemos escondido rumoreando
XVI     Entre jilatas[1] y kullakas[2]
XVII    Para hurtar el tiempo, el  tiempo  sombra
XVIII   Sin darnos cuenta
XIX     Que el tiempo nos robaba la vida
XX      Y que moríamos de a poco
XXI     Sin ningún alivio que  esta soledad de fantasmas
XXII    Desesperándonos los sentidos.


Wara - wara

I          Juphachaca Kuchu [3] rincón de consolación, semilla de paga al diablo
II         Otro utjaña[4], (2) un lugar de descanso discreto
III        De navío calmo y palabra avivada en el alma
IV        Construido entre piedra segura
V         Y aplausos del wara-wara[5]
VI        En medio de la oscuridad hosca
VII       Y rayo cósmico
VIII      Por  mis padres erigidos
IX        Cuando  jóvenes
X         Con una despensa de víveres para el mundo,
XI        Preñada de muchos alimentos: charquis, ollucos….
XII       Para repartirse en  sequía  trazada  por el sol
XIII      Y no morirse de hambre
XIV      Cuando el juyphi[6]quema lo sembrado con alegría
XV       Calamidad que nos mantiene despierto
XVI      Para cuidar nuestra parcela.
Bastante


PAJA  MUERTA

I          Paja muerta. Cocina forrada. Silencio extinta.
II         Paja victimada
III        Traída de alturas. Nocturno súbito silencio
IV        Del  Achachi chaka[7] cerro viejo, sagrado que duerme.
V         Cerro negro negrísimo Que nos mira desde lejos
VI        Iluminado con sus rayos
VII       Nos advierte Donde se inicia el grito gutural de la lluvia
VIII      De la buena lluvia  de esperanza
IX        Y la tormenta de exhortación.
X         Yo no sé nada. Cantar de rana.

XI        Este utjaña, un lugar de descanso, ausencia e insomnio
XII       Un  patio amplio de itapillus[8], de incruento dolor
XIII      De perfume verde y paloma agitada
XIV      Con una  qallucha[9] de lluvia garabato y tormenta
XV       Donde hemos jugado cada luna
XVI      En profusas insubordinaciones de palabras
XVII     Con mi hermano Carlos[10] imberbe del puro no
XVIII    A  ser astrólogos delirante no más nada
XIX      Amautas nonato
XX       Haravicus de campo ilimitado para repetir
XXI      El puro no, repitiendo en cada palabra
XXII     La sabiduría de un cielo encauzado
XXIII    Con todos mis jilatas o hermanos amando la eternidad
XXIV   O de mis kullakas  hermanas amando la eternidad
XXV    Que ya se fueron encauzando en una amistad de colores
XXVI   Antes que yo
XXVII  Vaticinando
XXVIII Los tiempos finales dormidos en escrituras antiguas
XXIX   Escuchando los ecos embestidos sobre el campo
XXX    A través de la lluvia símbolo de vida
XXXI   Escribiendo al alax-pacha [11]
XXXII  Testimonio de mil historias, de confines inútilmente
XXXIII De cuantos días, nadie rebaja la tristeza
XXXIV Cuando fuimos felices en ironía
XXXV  O en el parpadeo del tiempo que se hizo dueño
XXXVI De nuestra dura vida.



 Pilpinto

I          Aquí se encuentra la penumbra hueca
II         El báculo indeciso de la historia, también
III        El  sol que sale para todos
IV        Desenvolvamos ese juego infinito
V         Un corral de piedra armada oblicuo
VI        De cosas pasadas de pequeñas nostalgias
VII       Un qala uyo[12] floreciendo entre sonrisas
VIII      Un corral de piedras anfiteatro de nuestras locuras
IX        Corral de elogio encarnizado insomnio
X         Lleno de balidos agonías
XI        Que nos señalan y
XII       Apunta la llegada
XIII      De cada mañana, navegante que acecha
XIV      Con su vastedad donde la hierba se yergue
XV       Bajo los pies de barro tardo
XVI      Que nos llena la vida de huellas de luces
XVII     Como jardines lleno de luciérnagas
XVIII    O de coloridos pilpintos.
XIX      Llenando el labrantío de hierbas húmedas
XX       Como pasto que repite su historia lleno de mariposas.



 Wakawaka

Por el extremo  del silencio camino ahora
-       No te preocupes hoy -
I          Mi vida colinda en secretas  cosas no reveladas
II         Con propiedades de Francisco y Pablo, otra vez,
III        Ya trazada con paredes nocturnas
IV        Con  Casimiro y Antonio, de enrevesados sentimientos
V         Terremoto que desbordan lamentos
VI        Cuando se agrupan paralizan la comunicación en juergas de alcohol
VII       Y provocan dulces fantasmas que nos visitan
VIII      Bailando el carnaval de Arapa y el Wakawaka[13]
IX        Que parece mover al mundo con su cintura
X         Y  las polleras levantando
XI        Al viento.


Urpi blanca

Dibujo una carta escrita al viento
-       A la mujer sentada -
I          Al rojo viento del cerro colorado
II         Y la cosecha ardiendo más allá de mis ojos
III        Donde conservo la lluvia ancestral en la mitad del día

IV       Todo sigue igual con la mirada abierta
V        Por la derecha
VI       Por la izquierda
VII      Con Matías, el de ojo cargado por el extenso cielo
VIII     El que no tiene sabiduría de sí ni de otro
IX       De ninguno de lo que habla
X        Con él  no me llevo bien
XI       Pero conversamos de injurias
XII      A  pesar de no ser extraño para mi
XIII     Inflamo su nombre en mi memoria.

XIV     Con Francisco
XV      Colindo con paisajes que desborda el cielo
XVI     Él con su tiempo vacío, es el mismo, como
XVII    El de arriba mencionado
XVIII   Que cuando está solo
XIX     Sin sus hermanos
XX      Es una mansa urpi[14] paloma blanca
XXI     De gestos nobles
XXII    Y mendigo de amor.


Semilla de papa

I          Colle Cucho Uyo[15] es un rincón de aire
II         Una heredad de mucho fruto y memoria
III        Donde me espera la sombra perfecta de la mañana
IV        Que  para el sembrío
V         Es suficiente con su lluvia al atardecer.

VI        La semilla de media carga de papa
VII       Es suficiente para soñar
VIII      Golpea nuestra pena cada año y
IX        Nos saca de aprieto
X         Sobre todo en la sequía.
XI        Hay ausencia de ojos de lluvia en el cielo
XII       Solo ojos de rayo inflaman la tierra
XIII      Más la lluvia no llega.
XIV      Todo es igual como si el viento no tocará nada.


[1] Hermanos en común (un saludo de encuentro)
[2] Hermanas (en la cultura aimara a toda dama se le trata con cariño como hermana)
[3] Rincón donde se amontonaban los tallos secos de la quinua, en los alrededores se cultivaba y producía mucho.
[4] Lugar de descanso después de la cosecha, donde se celebraba el final de la dura jornada. Habitar. Vivir, existir.
[5] Estrella. Cada uno de los cuerpos celestes que brillan en la noche, excepto la luna. Astro luminoso.
[6] Helada. El espacio andino, y en especial en Puno existe la más completa sucesión de fenómenos meteóricos caracterizado por días y noches muy fríos, en las noches, las estrellas brillan en el cielo azul y esplendoroso.
[7] Cerro viejo. Lugar donde nace el rio que da de beber al ganado llamado “jawira”,de donde se inicia la lluvia y advierte a los lugareños para que recojan su ganado y guarden sus pertenencias.
[8] Ortigas. Arbusto de aspecto tosco, sus pelos urticantes que poseen un líquido irritante que al contacto con la piel producen una lesión. Tiene propiedades medicinales.
[9] Tormenta.
[10] Hermano menor que desperdicio todo sus bienes y que Matías compro sus deudas.
[11] Cielo lugar de los santos. Firmamento, cielo. Mundo de arriba
[12]Canchón o corral de piedra.
[13] Danza de origen colonial en la que los hombres están  disfrazados de toros y las  damas llevan cincuenta polleras. Danza en la que se representa jocosamente al torero.
[14]  Paloma
[15]Un rincón donde había bastantes colles y era a la vez un corralón para mirar el campo, ya no hay esos árboles. El Colle es utilizado como muros de contención en contorno y con obras mecánicas de conservación y recuperación de suelos.




             LEONCIO LUQUE        /     WILLIAM GONZALES



7/7/14

EXTRAÑOS EN EL PARAÍSO, DE ELIO OSEJO




Extraños en el paraíso, libro de relatos
Los paraísos extraños de Elio Osejo

Un libro de cuentos, de poesía o novela, en general, tienen el espíritu de su creador. En sus líneas, y entre líneas se puede ver o releer lo que su espíritu ha amasado y considera valioso; aquello que constituye el leit motiv del autor. Ya el poeta portugués Fernando Pessoa afirmaba que en las emociones está el verdadero registro del recorrido del hombre por la tierra, no en la historia. En ese sentido, el libro de relatos Extraños en el Paraíso, constituye también el registro emocional de su autor. Elio Osejo ha edificado un “paraíso”, un paraíso que, como su mismo nombre lo indica, es muy extraño; tan extraño que uno no recuerda haber leído textos narrativos tan intimistas, tan poéticos…y con un registro tan diverso. No, no es eso lo predominante en la narrativa peruana, tan arraigada en la literatura como reflejo social, como crítica social; esa no es la propuesta del autor. Su dimensión es otra, más filosófica, más psicológica, ahondando en el corazón del ser humano:
En uno de sus textos se puede leer:
El sufrimiento, dice aquí, es el dolor que nace del contacto con lo visible. Morir es un cambiar de cuerpo como cambia de máscara el actor entre una escena y otra. Vida y muerte son ambas apariencia.
La fugacidad es la ley de todos los seres.

Frases reflexivas, especie de cuentos cortos dentro de un cuento, especie de aforismos, la propuesta literaria de Elio Osejo es interesante. No digo que el libro tiene cuentos cortos, la mayoría son cuentos de más de una página, pero que entre líneas nos dice mucho. El cuento “Fragmentos de un diario apócrifo” es la reflexión de un personaje viejo, que cuida a un niño de cuatro años. Nos dice, por boca del narrador:

Al principio fue el caos y lo sigue siendo. Pronto los edificios de esta lóbrega ciudad gemirán sus recintos y los autos adquirirán la codiciada facultad del vuelo. Pero no se verá ni un cambio sustancial en el alma del hombre.

¿Lo ven? Son frases dentro del cuento que como aforismos nos va diciendo el pensamiento del narrador. El cuento, pues, es filosófico. Lo que no quiere decir que todos lo son, no. Su registro es variado. El cuento Siempre tendrás veinte años, por ejemplo, es casi o totalmente de ciencia ficción. Nos habla de “Psicoingeniería”, de “cuantos de luz”, de la “Tecnoplasmia”, pero sin dejar por eso de mencionar el problema de la raza humana: la superpoblación, que uno de los personajes del cuento, el reconocido Dr. Freud intenta solucionar:
El Dr. Freud terminaba de probar el “Albedrío Cuántico”, una forma suprema de inteligencia artificial integrada por cuantas de luz que podía captar, albergar, procesar y emitir cualquier tipo de información en millonésimas de segundo…
Sería alojado en el Arca, una especie de portaaviones gigantescos que viajaría por el sistema, exploraría el espacio y analizaría las posibilidades de supervivencia y colonización del ser humano, provista de sondas y robots capaces de construir refugios adecuados que esperarían a los primeros colonizadores enmendando el angustioso problema de la superpoblación.
Pero el proyecto fracasa, porque esta inteligencia artificial se rebela al considerar que el ser humano representa un peligro para el sistema espacial. El narrador continúa:
El Dr. Freud se abocó en los últimos años a crear un androide que pudiera comprender al ser humano y ayudarlo en su lucha por la supervivencia de la especie...
Dora, la hija adoptiva del doctor, llama a la puerta del ingeniero Zimmerman, quien fuera discípulo del doctor. Ahí este se entera que el doctor ha muerto y le ha dejado sus planes y proyectos, incluido a Dora. Se lee:
Dora es perfecta, casi humana…ahora sonríe nerviosa y misteriosamente mientras disfruta de un diminuto cigarro. ¿Sabrá acaso ella algo de lo que representa?
Líneas más adelante el ingeniero le dice a Dora:

Te hospedaras aquí, espero que estés cómoda –le digo, mientras ella sonríe y agradece besándome en la mejilla.

Y se termina la historia con la mujer Dora entregando unos poemas al ingeniero que mucho antes los había escrito y los había dejado guardado con el Dr. Freud.

Te los traje por si acaso… le dice la mujer Dora, o la casi mujer.
El cuento no escapa a la dimensión humana, la salvación representada en una mujer, o casi mujer.
Es un buen cuento, toca muchas aristas, y da para más de una reflexión.

Hay otro cuento, con distinto registro, “F”, así se titula, donde el punto de vista, el que narra, es un perro, y a través de él vemos la vida desamorosa del profesor Severino, su dueño, complicado por la existencia y la falta de amor. El narrador, el perro, nos cuenta:
El profesor no sabe cómo entrarle a la chica; está en su clase de historia, pero allí él es otro.
Una noche encontré al profe re borracho, con las justas andaba y en su media lengua maldecía la suerte de tener que encubrir un mundo de miseria.
Y así el perro continúa contando el drama del profesor, ilusionado por una de sus alumnas que venía a calmar su mediocre existencia.

Extraños en el paraíso, es otro tipo de cuento, uno de corte existencial, con personajes de circo, payasos y hombres bala.
¿Es esto la felicidad?, se pregunta el payaso cobrizo y de ojos aleonados que acaricia el cabello de Coral luego de la función. A veces siento que todo es sueño alrededor del mundo –susurra en brazos de su amada-. Menos las horas que paso contigo.
Coral se abre ante él como una flor y el payaso lo explora, lentamente, hasta que ambos sucumben en las tibias arenas movedizas del deseo.
Enorme cuento.

Despertando, otro título, es un cuento trágico, de un suicidio. La protagonista Karen, una adolescente de trece años no puede entender los cambios en su vida y solo ve una solución a su angustia.
He sabido por qué me miran tanto ahora los hombres, empieza.
Tu cuerpo está despertando, Karencita -así decía Romina-, cuando cumplas tus trece tendrás un cuerpo de veinte, deberás cuidarte de los hombres porque a ellos no les va a importar que aun seas una niña.
La muchacha tiene conflictos con su madre, que la prohíbe hablar con otros y la prohíbe también hablar de su padre fallecido.
Prefiero terminar esta tortura ahora que todavía puedo reconocerme, ahora que soy yo, aunque incompleta, yo.
Cuantas veces he querido volverme de papel, pero no ahora…porque si fuera de papel, ya no tendría el peso necesario para quedar colgada en el lazo que he hecho con el cordón de la plancha, anudada a la viga que pasa por el techo de mi cuarto, como un voluptuoso, temeroso y verde fruto que no quiso madurar.

Aquí no hay efectos especiales, es otro cuento del paraíso, quizás el menos extraño…, para todos nosotros; toca el tema del amor. Ambos protagonistas, Irene y el narrador se enfrascan en una pelea:
Cada semana espero solo este momento: Irene corta el ritmo de su respiración…se acomoda el cabello frente a mí, borra una leve sonrisa de su rostro y levanta los puños en posición de ataque…
Y se produce el primer round, luego el segundo: Irene lanza su grito de combate y su talón intenta varias veces atravesar mi cuerpo, pero yo ya no estoy ahí…
Esa es mi alumna… nos reímos más fuerte, conscientes de la proximidad. Nuestros cuerpos se acomodan oscilando. Aun no acaba la pelea…
Y el narrador sugiere el tercer round, que será en otro lugar, un lugar muy bonito.
Romántico cuento, de amor. Una alegoría, quizás, sobre lo que son las relaciones de pareja, ternura y conflictos.
Otro cuento del paraíso es Vampira loca, que tiene ribetes de terror. Pero no lo voy a comentar. Son 15 relatos del libro, que muestran el paraíso extraño de Elio Osejo. Paraíso que no se parece a lugares determinados. No es un realismo, repito, de corte social. Su crítica va por otra parte: la existencia humana en toda su complejidad, auscultando el corazón del hombre. Y sus reflexiones, y sus amores y temores.
Es original en su propuesta, así como en su estilo. Y mucho más original por su registro. Cualquier lector se sentirá extraño en este Paraíso de Elio Osejo, pero luego entenderá esta extrañeza, esta singularidad de hablar de la condición humana desde su interior.
Sin duda una excelente propuesta, que se suma a lo que otros jóvenes ya ofrecen con excelentes logros en su arte. La literatura peruana se mantiene en su gran nivel, en su desarrollo, y a esto contribuye este libro notable “Extraños en el Paraíso”, de Elio Osejo.
Bien por él, y por su talento.
Gracias.


                                                        9 de marzo de 2014 Casa de la Literatura
                                                                          Jack flores