4/8/08

Luzgardo Medina Egoavil (Premio Copé de Bronce)




Amante hasta el fin de los tiempos



No hay mal que dure cien años ni amor
que lo resista mi firme y exelso amante
no me pidas que haga milagros con este
vetusto corazón ya sin remedio en flor
el mundo jamás dejará de dar vueltas
aunque digan que han perdido la fe
el amor del varón magistral que me das
tendrá el mismo significado de aquí a
siete veces siete durante siete mil años
por eso ven no quiero que seas prudente
quítame esta blusa y esta larga cabellera
descansa sobre mi vientre conforme lo
hace un monge budista antes de morir
sé mi amante hasta el fin de los tiempos
alcánzame tu mano viviente y benévola

De: Bajas pasiones para un otoño azul


1 comentario:

JIA dijo...

despues de ucho tiempo desde los inicios en la catolica cuandoe studiabas derecho, siemrpe con la mirada profunda y aveces erdida buscando un cumulo de palabras en lagun corazon perdido, mejroate muco en tu poesia la hiciste magica envuelta en fantasia.
Jonas